No puede ser igual
David Juárez

18-03-2018 00:41

Estamos empezando las campañas electorales. Es tiempo de presentar algunas demandas que deben ser atendidas por quienes pretenden llega a la presidencia del país. Seguramente veremos ataques y muchas descalificaciones pero hay que poner atención a las propuestas y las formas en que pretenden lograrse.
El diario El Universal promueve un observatorio de propuestas, donde con base en los datos y estrategias que se proponen hacen una evaluación de lo que técnicamente es viable y las consecuencias de las mismas. Seguramente nos intentará convencer con millones de empleos y aumentos en los salarios, pero hay que pensar si la forma en que lo piensan lograr efectivamente lo logra.
Hay temas, que desde hace años hemos intentado colocar en el debate nacional, como al pobreza, el cambio climático y la corrupción, pero no podemos contentarnos con que nos digan que lo harán, sino que debemos recibir señales claras de cómo lograrlo.
Para evaluar las propuestas se propone que se tenga un diagnóstico adecuado, es decir, que surjan de un análisis real que permita mostrar un verdadero conocimiento de los hechos. En esta paginas hemos insistido en que muchas ocasiones los políticos no conocen la realidad del país, y que eso forma parte de un alejamiento de la clase política de la gente y sus problemas. Esto no puede seguir así, urgen verdaderas propuestas basadas en temas y alcances reales.
El horizonte de tiempo es fundamental. Hay temas como la pobreza que no se podrán combatir en pocos años. Cuando una propuesta hablé de temas que se resuelvan velozmente son mentira, y eso debemos tenerlo muy presente al momento de emitir un voto.
Las formas son centrales, y no se trata de decir que una propuesta es del pasado y otras del futuro, sino pensar en los verdaderos mecanismos para aliviar los problemas, independiente de quien lo diga. Serviría mucho que se presentaran a los gabinetes y se explicara, por ejemplo, los motivos para considerar a una persona más capacitada que otra para ocupar su puesto. Tenemos derecho a saber quien instrumentará las acciones de gobierno para los siguientes años.
Algo que no puede dejarse de lado es las responsabilidades de la situación actual. La situación del país no está determinada de la nada o por un futuro determinado, tiene un pasado y responsables concretos que han llevado a millones a la situación en que viven. Un buen diagnóstico incluye llamara cuentas a todos los que han lucrado con el poder y han ocasionado que los problemas no se resuelvan.
Los datos y los indicadores que piensan seguir son centrales, una buena propuesta incluye las mediciones que se harán de ella, los parámetros de éxito y posibles problemas de implementación, la realidad de las propuestas debe ser sentada sobre la base de sus alcances reales, y eso se logra al momento de identificar los temas que pueden afectar lo que se propone.
En nuestro país urge integrar la cultura de la evaluación como un punto de gobierno. Hace falta que los gobernantes digan claramente como debe ser evaluado su gobierno, pero sobre todo, que muestren que la eficiencia de sus acciones es algo que tiene consecuencias. El poder político no puede ser visto como un privilegio, sino como una enorme responsabilidad ante millones de personas.
Las elecciones es el momento real en que los ciudadanos tenemos poder concreto en las estructuras de poder, y no podemos permitir que solo sea un día, porque ese ha sido uno de los problemas más comunes en la democracia mexicana. Queremos elecciones que cambien las cosas, y para eso es fundamental tener propuestas que puedan resolver los grandes temas de México. Es necesario.
Comentarios


PAN aplaude ratificación del triunfo de Alonso
Política  20:25hrs   
Gabriel Castillo

Lo aplaudió mediante un comunicado



Revista Nacional Ver más




Cartelera Ver cartelera




Frases Ver más


Aviso de privacidad
Terminos y condiciones de uso
Uso de cookies
Facebook
Twitter
YouTube
Desarrollado por

©2018 Derechos reservados.
Se prohíbe la reproducción total o parcial del contenido de este sitio, sin la autorización expresa.