No todo se resuelve con voluntad
David Juárez

17-07-2019  14:12

En gobiernos anteriores hemos destacado que existía una falta de sensibilidad para
atender los problemas del país, en muchas ocasiones resaltamos que eso era producto
del desconocimiento de la realidad de la sociedad mexicana.

Esto no es un tema menor, puesto que las definiciones de las agendas de
gobierno, las acciones comprometidas y los presupuestos se diseñan a partir de las
ideas y perspectivas que tienen los integrantes de los gobiernos. En el actual sexenio
empieza a delinearse un problema distinto, pero igual de grave, que en anteriores: la
poca capacidad técnica para definir soluciones.

Un país como el nuestro tiene muchos retrasos históricos, que deben abordarse
desde la base de los mismo, no poder definirlos, o no saber abordarlos, tienen los
mismos resultados, un país fragmentado con pocas posibilidades de crecimiento. No
es que la economía sea todo, incluso tal vez no sea lo más relevante, pero no poder
establecer una estrategia técnica es sumamente grave.

Muchos han criticado los programas sociales de transferencia directa que este
gobierno usará, lo cual en principio deja muchas dudas, pero lo más preocupante son
las ausencias que eso tiene. Es llamativo, como lo hemos dicho en varias ocasiones en
esta revista, que no haya una política de vivienda adecuada, y que los problemas
sociales de individualicen tanto.

Una de las críticas académicas que constantemente se hace a organismos como
el Banco Mundial sobre la concepción de pobreza, es que recae en el individuo la
responsabilidad de dejar la pobreza, como si ésta fuera un destino de personas más
que una construcción grupal. Lo preocupante es que el gobierno de AMLO reproduce
estas visiones, que a largo plazo han demostrado que no resuelven los problemas.

El problema con el actual gobierno, que muestra voluntad y sensibilidad a los
problemas, es que no parece que tenga una capacidad técnica importante. Esto puede
tener varios impactos en los problemas del país, desde que se vean exclusivamente
como una cuestión que puede resolverse por decreto, hasta el gasto sin impacto.

Se han criticado muchos los programas de AMLO, desde la perspectiva
incorrecta, porque se concentran en las transferencias directas únicamente; esto deja
de lado otras omisiones como las presentadas en este texto, que realmente son las
más graves de todas.

No es que antes las cosas funcionaran mejor, sino que ahora no claridad en los
mecanismos. Vemos a muchos funcionarios actuando como delgados de MORENA,
intentando ser bien vistos por el presidente, pero ¿alguien recuerda una sola
justificación técnica o académica de las posturas del gobierno? Un ejemplo muy real es
la renuncia de Germán Martínez (antes líder nacional de PAN) a la dirección del IMSS,
por considerar que no existían las condiciones apropiadas para garantizar la salud de
los mexicanos. Esto no es casualidad, cuando observamos el retraso en la compra de
medicinas el fenómeno se hace claro y muy preocupante, no existe una mirada a
futura de los problemas del país.

Todo parece que el gobierno de AMLO está dejando pasar una oportunidad real
de atender de fondo los problemas del país. Debe incorporar especialistas en los
problemas sociales, que den soluciones técnicas a los problemas y no sólo enunciar los
temas importantes, que eso se ha dicho desde hace varias décadas.

Para que AMLO pueda hacerlo, debe dejar de lado las costumbres priistas, que
durante años son las que ocasionaron el desastre que vivimos. Aun es tiempo, falta
decidirlo.
Comentarios


Se concede medalla Belisario Domínguez a Rosario Ibarra de Piedra
Nacional  13:36hrs   
Staff

La activista pidió al presidente que custodie su medalla y se la devuelva hasta encontrar la verdad.



Revista Nacional Ver más




Cartelera Ver cartelera




Frases Ver más


Aviso de privacidad
Terminos y condiciones de uso
Uso de cookies
Facebook
Twitter
YouTube
Desarrollado por

©2019 Derechos reservados.
Se prohíbe la reproducción total o parcial del contenido de este sitio, sin la autorización expresa.