El Significado de la Caída de Notre Dame

Hoja Arrugada


Columnas   15-04-2019 18:59  Ángel Paz 





“Desde estas ventanas siempre estoy contemplando a quienes jamás sabrán mi nombre. Al mirar sus caras (escondido como hoy) siento que apenas soy un hombre… Estoy muriendo por saber lo que es pasar (sólo un día) en compañía y ahí fuera libre bajo el sol. Dame un día fuera de esta catedral para respirar su olor que lleva en el aire donde todos viven sin sentir lo que es para mí, el vivir un día ahí".

Las ganas de Quasimodo (personaje principal de la película de Disney) de vivir a las afueras de la catedral de “Nuestra Señora de París” para contemplarla y vivirla como todos los demás, nos trae un dejo de nostalgia tras lo sucedido en la capital francesa hace unas horas por el aparatoso incendio que sufrió esta emblemática iglesia.

De manera triste, la catedral de Notre Dame ha sufrido daños en gran parte de su fachada y en la que, incluso, se ha vencido una de sus torres.

A pesar de la caída de Notre Dame, el significado de ésta tiene que ver con más de 900 años de historia francesa siendo el sitio más visitado de Europa en todo el mundo funcionando como el auténtico corazón de Francia la cual, además, es considerada como el máximo símbolo de arte por su majestuosa arquitectura siendo una de las musas de inspiración preferidas de escritores, reyes, arquitectos y escultores de época durante toda su historia.

Aunque (con fortuna) no ha sido declarada como pérdida total, el golpe es bajo y aunque se trate (al parecer) de un accidente por trabajos de cuidado y renovación que se llevan haciendo desde hace un tiempo, la realidad es que todos los franceses están en un luto conjunto muy peculiar en la que se han reunido cientos de feligreses católicos para cantarle, orarle y pedirle perdón tras lo sucedido.

Hay que mencionar que el significado de esta catedral va más allá de su belleza arquitectónica ya que, desde su construcción en 1163, ha sido protagonista (y citada) en la evolución de Francia a través del tiempo:

Desde sus gloriosas monarquías como la de Enrique IV hasta sus imperios más viles y paupérrimos como los de Luis XIV o Luis XVI, siendo la catedral de Notre Dame espectadora en primera fila de estos gobiernos así como ser la testigo número uno de la revolución francesa en 1789 en la que sufriría daños considerables.

Posteriormente, la catedral vio surgir al emperador más ganador y mediático de todos los tiempos: el gran Napoleón Bonaparte, logrando ver lo imposible como la edificación del imperio demócrata siendo parte de, quizá, el más grande acontecimiento en el mundo de la política: Ver a Francia convertirse en la primera nación en el mundo en establecer una república democrática en la praxis; basados en la ideología de la Antigua Grecia.

Por esos y muchos ejemplos más, La Catedral de Notre Dame es histórica; citada de forma romántica por Víctor Hugo y venerada de forma tan devota por su actual presidente Emmanuel Macron, en ella se plasman los más sensibles sentimientos de una poderosa nación que se encuentra, al día de hoy, rota del corazón…






 
Comentarios


Fuerte golpe de Trump contra migrantes
La falta de recursos y personal provoca retrasos de varios años en los trámites de refugio en México.
Internacional  13:21hrs   
Staff



Revista Nacional Ver más




Cartelera Ver cartelera




Frases Ver más


Aviso de privacidad
Terminos y condiciones de uso
Uso de cookies
Facebook
Twitter
YouTube
Desarrollado por

©2019 Derechos reservados.
Se prohíbe la reproducción total o parcial del contenido de este sitio, sin la autorización expresa.