102 años después
Sergio Francisco Castro Leon

13-05-2020  16:17

Muchos de nosotros nos hacemos preguntas cómo ¿cuándo terminará el confinamiento? o ¿porqué tenemos que quedarnos en casa?. Debido a la presión y el estrés que genera el estar encerrado por mucho tiempo, el acostumbrarse a la nueva dinámica de convivencia no es fácil, sin embargo, el resguardarnos puede frenar el avance del virus que nos aqueja, tal como pasó con una de las pandemias más letales de la historia, la gripe española…

Corría el año 1918, el mundo era testigo del fin de una guerra como nunca antes se había visto, México y Rusia estaban sumidas en sus revoluciones peleando por mejores condiciones políticas y sociales; y cuando se pensaba que habría un respiro, llegó otra guerra, una invisible y quizá más mortal que la causada con armas.
La gripe española surgió en los campamentos militares de Europa durante la Primera Guerra Mundial, la falta de higiene y el movimiento masivo de tropas ayudó a la fácil propagación del virus en la población del mundo. El Covid se propagó por la facilidad de movernos de un país a otro.

Al igual que el Covid 19, la gripe española causa enfermedades respiratorias, las dos se transmiten por contacto, gotículas y fómites. La pandemia del siglo XX acabó con la vida de entre 20 y 50 millones en el mundo y unos 500 millones resultaron contagiados. ¿Estamos en un escenario similar? Según expertos en la salud la respuesta es no.
Y es que en aquel tiempo no se habían descubierto los virus, fue hasta 1933 cuando la comunidad científica comprobó que se trataba de la gripe identificada como H1N1. Además que los recursos para tratar la enfermedad eran muy limitados, no había vacunas, medicamentos antivirales o antibióticos.

Los hospitales no contaban con el equipo necesario, no había respiradores, no se veía la necesidad de aislar a los enfermos. Una de las diferencias más marcadas fue que la gripe española tenía consecuencias fatales para niños y personas de entre 20 y 40 años, tan solo en Estados Unidos la esperanza de vida cayó a los 39 años. Lo que sí existió fueron las medidas de higiene para evitar ser contagiado, el lavado de manos, uso de tapabocas y el cierre de lugares públicos. La sociedad fue más “obediente” al llamado de quedarse en casa, de apoyar el confinamiento.

Hoy, la realidad es diferente, pues la gente no entiende la importancia de las medidas esenciales para la prevención, el consumo de fake news, las teorías de conspiración o la falta de cuidado ponen en jaque la llamada evolución del comportamiento social ante escenarios como el que vivimos. La gente ya no sabe en qué creer y aunque no conocemos aún la tasa de mortalidad del coronavirus, basta con echar una mirada al pasado para saber el escenario al que nos enfrentamos, el enemigo invisible contra el que luchamos y desde nuestra trinchera cómo podemos combatirlo.

En 1919 el saldo final fue de 45 mil muertos en el país, siendo Coahuila, Sonora y Puebla los estados más afectados, en aquella época no hubo campañas de prevención, México estaba recuperándose de la afrenta armada. Hoy, Puebla nuevamente es uno de los estados que tiene gran cantidad de contagios de Covid 19. Efectivamente, la gripe española y el Covid 19 no se parecen; sin embargo la desobediencia de nosotros puede hacer que estas cifras se repitan y a 102 años de distancia eso daría pena… ¿Qué no?
Comentarios


Un día después…
Nacional  13:00hrs   
Victor Hugo Liceaga

El fin de la pandemia esta aun muy lejos y las cifras oficiales no disminuyen, van en un acenso acelerado, aún cuando se han minimizado los muertos



Revista Nacional Ver más




Cartelera Ver cartelera




Frases Ver más


Aviso de privacidad
Terminos y condiciones de uso
Uso de cookies
Facebook
Twitter
YouTube
Desarrollado por

©2020 Derechos reservados.
Se prohíbe la reproducción total o parcial del contenido de este sitio, sin la autorización expresa.