En una reunión de amigos
Ángel Paz

01-03-2019  20:12

A pesar del estado de miedo en mis amigos por creer que llevaba un micrófono oculto entre mi ropa para sacar sus "trapitos al sol" en Diálogos al catalogarme como un “periodista chismoso” (en esta profesión tienes que serlo, justifiqué) de todos modos aceptaron mi compañía y poco a poco se fueron soltando en nuestra charla de 7 horas que tuvimos el pasado fin de semana en donde nos reunimos ex alumnos del CENHCH para celebrar el cumpleaños de un servidor.

Entre tostaditas de pulpo, cochinita pibil, tortas de chilaquiles y caldos de camarón, nos dispusimos a entrar en debate tal y como lo hacíamos desde pequeños en la escuela.
Como decía nuestra maestra Myriam Amor (Qué apellido tan extravagante): “Es más vergonzoso desconfiar de los amigos que ser engañados por ellos”; y fue que cité esa frase para entrar en análisis de nuestras respectivas vidas y de lo que pasa con el mundo en lo cotidiano.

Sobra decir que fue más que interesante saber su perspectiva de las cosas.
Entre la miscelánea de temas de la actualidad, abrimos con el caso de Yalitza Aparicio y sobre el boom fantástico que está viviendo junto con Alfonso Cuarón por el filme “Roma” y de la polémica desatada a raíz de su éxito.

Todos concordamos que la suerte le pegó a “Yali” (como cariñosamente la llamó uno de mis invitados) y que, además, es motivo de orgullo para México al igual que Alfonso Cuarón y toda esta ola de directores mexicanos que han dominado el cine de Hollywood durante el último sexenio.

Después de coincidir en nuestro primer tema, de forma brusca y casi prepotente, el mesero interrumpió con la orden de unas jugosas hamburguesas y fue en ese momento que al unísono, nos acordamos del morenista Miguel Barbosa.

Sin duda, cambiamos el tema de forma radical y nos fuimos más locales: -¿Qué pasa si no gana Barbosa la gobernatura de Puebla? ¿Qué tal si acompañas tu hamburguesa con estas papas de gajo? -Preguntó uno de mis colegas quien, además, trabaja en “Diálogos” y que por motivos de respeto y quien me pidió anonimato, lo llamaremos “Mike”. Después de lanzar sus preguntas, él mismo se respondió: -¡Sería una delicia!

Transcurrieron las horas y mientras veíamos el partido de nuestro querido Club Puebla en el restaurant-bar, seguíamos con la costumbre de "picar" la comida y tomar una gran variedad de bebidas mientras se mencionaba que “el Chelís” podría hacer un gran papel como director técnico en la que hasta los comentaristas catalogaron su regreso como “la 4ta transformación” por ser la etapa número cuatro de José Luis Sánchez Solá al frente del Puebla.

Y hablando de transformaciones, una de mis mejores amigas apodada “La Chaira” fue quien hizo lo propio al defender con uñas y dientes al “Peje” cuando éste entró en la mesa de análisis. Todos se lo tomaron con risas y humor… ¡Uff! Nuestras pláticas conquistarían a más de uno.

Ya entrados en tequilas y ron (y con más locura que razón) hablamos sobre Venezuela y, sin saber mucho del tema, se mencionó que el problema que se vive en dicho país está lejos de resolverse y ante tanta información, lo único que sabemos con certeza es sobre el autoritarismo de Maduro y la falsa esperanza llamada Guaidó. No nos explicamos la postura de paz y amor de México y Uruguay ante tal situación.

Ante tal desconcierto, pronto pedimos esquina y nos aventamos (no sé por qué) en contra del estadounidense Donald Trump. No recuerdo exactamente las razones pero el alivio que se percibió en la mesa ante el desahogo con alguien que no fuera el ex presidente de México Enrique Peña Nieto, calmó las aguas de la discusión.

Después de hacer un análisis intrapersonal de lo expuesto en la mesa supe que no habíamos llegado a ninguna conclusión en común pero eso sí, cruzamos el puente de la incomunicación que tuvimos desde hace años y que, lo más importante, ninguna persona presente salió herida ante tan diversas posturas, opiniones y puntos de vista.

El significado de nuestra amistad es el resultado directo del aprecio y cariño del pasado y que, a pesar de que pensamos de forma distinta, los valores que nos inculcaron nuestras familias y nuestra escuela (como la responsabilidad, la tolerancia y la empatía) conforman un código de amistad inquebrantable que al paso de los años ha fortalecido nuestro diálogo y el lazo fraterno de respeto entre nosotros.

Una oleada de nostalgia invadió a la despedida de aquella noche de sábado en la que vernos fue una válvula de escape de nuestra rutina.

Ante tanta charla y después de muchas fotos y abrazos nos dimos cuenta de que, como pequeños en hora de recreo, en huir de nuestras responsabilidades habíamos puesto todo nuestro ingenio...
Comentarios


Juegos Olímpicos de Tokio podrían ser cancelados: COI
Deportes  13:03hrs   
Ignacio Ortigoza

Thomas Bach señaló que el COI no quiere celebrar los Juegos Olímpicos en Tokio sin espectadores



Revista Nacional Ver más




Cartelera Ver cartelera




Frases Ver más


Aviso de privacidad
Terminos y condiciones de uso
Uso de cookies
Facebook
Twitter
YouTube
Desarrollado por

©2020 Derechos reservados.
Se prohíbe la reproducción total o parcial del contenido de este sitio, sin la autorización expresa.